22 oct. 2018

L@s programadores teatrales

Cuando el teatro no te gusta es como el mal vino, lo quieres escupir y te deja mal sabor de boca. Lo aprendí de Brook. También me enseñaron que en el teatro contemporáneo se habla demasiado. Los programadores teatrales son los catadores de vino que nos deben ahorrar los malos tragos. Por eso una buena programación teatral es como un ágape preparado con mucho amor. Seguimos.

No hay comentarios: